La alimentación saludable no solo depende del tipo de alimento que se consume, sino que los hábitos y costumbres que se siguen cuando se trata de nutrición juegan un papel importante para mantener una buena salud, manifiesta Maria Luisa Mosconi. Es necesario conocer los alimentos que reportan beneficios como aquellos que son más dañinos o que son menos recomendados, para que se pueda establecer una dieta variada y equilibrada que no excluya los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios para que el cuerpo realice sus funciones. La nutrición no debe tomarse exclusivamente como una acción para obtener la energía necesaria todos los días, ya que la suma del consumo de productos saludables y buenos hábitos puede ayudar a preservar la salud y prevenir enfermedades, asegura Maria Luisa Mosconi.